lunes, 19 de septiembre de 2011

POESÍA A SAN ISIDRO LABRADOR

Entre los siglos once y doce
vivió nuestro Patrón
hombre sencillo y humilde
San Isidro Labrador.


Estuvo entre nosotros noventa años
al servicio de los demás
destacó por su nobleza
y su forma de actuar.


Aunque hombre dedicado al campo
el nunca podía olvidar
de rezar una oración
antes de trabajar.


Nació en Madrid
la que debió abandonar
por cercar la ciudad un rey
se tuvo que refugiar.


Se fue a Torrelaguna
a la aldea de Caraquiz
donde conoció a su esposa
la que lo hizo muy feliz.


María Toribia era su nombre
mujer gentil y con nobleza
la que luego se conocía
como María de la Cabeza.


Trabajo con Iván de Vargas
en tierras que debemos recordar
por los numerosos milagros
que allí pudieron pasar.


El milagro más importante
fue el hijo que se le ahogó
lo que rezando y orándole a Dios
el agua se lo devolvió.


Tras la muerte de su hijo
María de la Cabeza se dedicó a orar
pero en la enfermedad de San Isidro
ella lo quiso cuidar.


Terminaron siendo Santos
por su honradez y bondad
hoy descansan en Madrid
en su bonita catedral.


Aunque descansan en la catedral
sus almas están en el cielo
rogándole a Dios por los labradores
y por todos los obreros.


Nosotros los perialeños
lo adoramos con fervor
y nos sentimos orgullosos
de que sea nuestro Patrón.


Pepe Moreno Oviedo (Pepe la Adela).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada